Si eres consumidor habitual de Internet sabrás que uno de los formatos más demandados por los internautas es el vídeo. Y no es casualidad, es fácil y cómodo de consumir y puede aportar mucha información interesante. El ser humano es un animal eminentemente visual y las imágenes en movimiento nos llaman la atención (intenta mantener una conversación sin mirar en ningún instante a la televisión que tienes en frente…), esto también explica que, cada vez más a menudo, los anuncios en Internet tengan movimiento (para intentar evitar la “ceguera al banner”). Por otro lado, la cantidad de información y, sobre todo, las emociones que podemos transmitir, hacen del vídeo un aliado a tener en cuenta.

No hace falta ser un súper profesional del medio para tener resultados óptimos, pero debemos tener algunas cosas en cuenta. Piensa que te esperan millones de usuarios habituados a ver vídeos y cada vez somos más selectivos con lo que vemos (o nos llama la atención).

 

- Piensa como consumidor, no como vendedor.

Esto es básico, pero no siempre lo tenemos en cuenta. A no ser que lo estés buscando específicamente, ¿te pararías a ver el vídeo de un bar o un restaurante porque sí? Yo no, y te puedo asegurar que soy consumidor habitual. Si me aporta algo más, ya es otra historia… Lo que me ayuda a introducir el siguiente punto:

 

 

- Aporta algo de valor.

Y aportar algo es tan fácil (y no) como entretener, emocionar, enseñar, resolver dudas… Estamos hablando de Vídeo Marketing, no son anuncios para TV. El fin es parecido, pero el camino es muy diferente (y es el que toma la publicidad actual en general). No te venden un producto, te muestran emociones, sueños, etc. relacionadas con dicho producto. ¿Hace cuánto tiempo que no ves un anuncio de Coca-Cola vendiendo Coca-Cola?

Aunque una opción más cercana y fácil podría ser enseñar cómo trabaja tu empresa, qué hace y cómo lo hace (lo bien que lo hace), algún tutorial con el que resuelvas dudas, recetas, trucos…

- Cuidado con la duración del vídeo.

¿Te tomas todos los días cinco minutos para hablar por teléfono con tu madre? Pues tenlo en cuenta cuando demandes el tiempo de los demás. Seguro que te suena esto de que los mejores perfumes se guardan en envases pequeños, pues con el vídeo algo parecido. Igual pasa con los venenos ¿verdad? Pues lo mismo, todos ellos son sumamente efectivos para lo que queremos. Si lo puedes contar en 30 segundos o un minuto, mejor que en tres…

 

- Cuida la grabación.

No es necesario tener una cámara HD (aunque ayuda), ni 4K, ni algo por el estilo, los móviles actuales dan una calidad más que aceptable para Internet. Eso sí, cuida la grabación:

  • Cuidado con los temblores y los movimientos bruscos.
  • Ve paso a paso y prepáralo bien. Todo en papel antes que en la cámara.
  • Cuida la iluminación: Si grabas en exterior cuidado con las sombras extrañas y el contraluz. Si grabas en interior aprovecha la luz para acentuar lo que quieras expresar.
  • Cuida el sonido: Ten mucho cuidado con el sonido ambiental. Aunque los micrófonos incorporados en cámaras y teléfonos son cada vez mejores, merece la pena buscar un micrófono de corbata (por ejemplo), agradecerás la diferencia.
  • Y, por favor, por lo que más quieras en este mundo. ¡No grabes en vertical! A no ser que sea una “licencia artística”. Si lo que quieres es que la gente vea tu vídeo, facilítalo en la medida de lo posible.

 

- Pon especial atención a la música que utilizas.

Si utilizas música, prácticamente va a suponer el 50% de tu creación. Elige algo que tenga que ver con lo que quieres expresar o mostrar.

Si tienes presupuesto suficiente, encarga una música original para ti, te podrá servir como señal identificativa también.

Si te has enamorado de una canción con Copyright, nunca la utilices sin permiso, lo mejor que te puede pasar es que anulen el vídeo en Youtube (en algunos países o en todos). Entra en contacto con quien tenga los derechos y pide permiso por escrito (obviamente tendrás que pagar, si te responden algún día).

Otra opción muy utilizada es aprovechar la música con licencia Creative Commons (CC). Existen muchos tipos de licencia dentro de CC, busca la que sea libre para “usos comerciales” y fíjate bien en sus condiciones de uso (normalmente tendrás que citarlo en los créditos).

 

Si tienes estas cosas en cuenta, no te certifico el éxito (eso depende de tu habilidad para contar lo que quieres contar), pero sí te aseguro que estarás más cerca.

 

 

Comentarios   

0 #2 Marcos 02-05-2017 12:03
¡Gracias por el comentario Eduardo!
Acabo de visitar vuestra web y veo que casi somos empresas gemelas. ;-)

¡Un saludo y ánimo!
Citar
+1 #1 Eduardo 02-05-2017 11:43
Hola, hemos llegado a este blog por casualidad y nos ha resultado muy interesante debido a la variedad y calidad de temáticas. Tenemos una empresa del mismo sector y siempre es positivo aprender y fijarnos en las propuestas de otros profesionales, ya que puede dar ideas e inspirar para futuros proyectos. En un sector como el nuestro, lo importante es avanzar cada día y seguir mejorando, ofreciendo las mejores estrategias para los cliente.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Blog de Marcos Ruisaba

Sobre mí

Lo último

¿Qué importancia tiene ...

¿Es tan importante tener bien ...

Curso Social Media ...

Hace un par de semanas me avisaron para dar un ...

¿Qué hace que un vídeo ...

  Como comentan en el artículo ...

Redes Sociales 2014 - ...

En el post de hoy aprovecho una ...

Scroll to top

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information